Triquinosis: el municipio refuerza los controles ante la aparición de seis casos en la zona de General San Martín

Triquinosis: el municipio refuerza los controles ante la aparición de seis casos en la zona de General San Martín

Ante la detección de seis casos de triquinosis en animales de la especie porcina, el municipio de Resistencia incrementará los controles de ingreso a la ciudad de mercadería fresca como así también las inspecciones en carnicerías y supermercados. Los animales detectados con la enfermedad parasitaria pertenecen a un establecimiento del departamento Libertador General San Martín por lo que las diferentes áreas de la comuna capitalina se mantienen en alerta por esta situación. 

Por este motivo, las Direcciones de Inspección General (Secretaria de Gobierno) y de Bromatología (Secretaría de Ambiente) saldrán a la calle a intensificar los controles rutinarios con el objetivo de verificar la certificación y origen de salamines, chacinados, embutidos y salazones que provienen de zonas de alta incidencia de triquinosis. “Ante estos casos de triquinosis detectados en porcinos de la zona de General San Martín, recomendamos a la población no consumir productos de la vía pública ni aquellos que no cuenten con la certificación correspondiente”, advirtió el secretario de Ambiente, Luis Casas.

 

Algunas recomendaciones

Por tal motivo, desde el municipio de Resistencia se reiteran las recomendaciones del Senasa a la población ante este tipo de situaciones.

Consumir carne de cerdo o animales de caza bien cocida. La cocción a 80ºC y por 30 minutos mata o inactiva al parásito.

No consumir chacinados, embutidos o salazones de origen desconocido. Hágalo en comercios habilitados y verifique que los productos posean una etiquerta que certifique su procedencia.

No consumir chacinados, embutidos o salazones de origen desconocido. Hágalo únicamente en comercios habilitados y verifique que los productos posean una etiqueta que certifique su procedencia.

En zonas rurales y criaderos, es necesario respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos. Alimentarlos adecuadamente, evitando que ingieran basura y restos de alimentos de restaurantes o comercios urbanos, y evitar la proliferación de roedores en los criaderos.

Al realizar la faena de un animal (cerdo, jabalí o puma), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de entraña (diafragma) de cada res antes de consumir o procesar la carne, a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis. Si el análisis resultara positivo, es necesario eliminar la res completa.

 

La enfermedad

La triquinosis es una enfermedad parasitaria que afecta a los animales y a las personas. Es producida por un parásito que se encuentra alojado en los músculos de los cerdos y de otros animales salvajes, como el jabalí y el puma. Los cerdos contraen la enfermedad al consumir restos de carnes que contengan larvas del parásito. A su vez, las personas corren riesgo de enfermarse al consumir carne mal cocida o chacinados, embutidos y salazones que contienen larvas de parásitos del género Trichinella spp.

Una vez que las larvas de Trichinella spp ingresan al organismo del ser humano, provocan fiebre, dolores musculares, calambres abdominales, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados, picazón, dificultades motrices y en casos severos, podrían ocasionar la muerte.

Quienes elaboren productos porcinos de forma casera o artesanal, deben verificar que la carne sea apta para consumo humano. Para ello, deben remitir una muestra de carne de cada animal a los laboratorios habilitados, a fin de analizarla mediante la prueba de digestión artificial.

No se admiten más comentarios