El 30 de agosto, día de la Cultura Chaqueña

Por Roli Pérez Beveraggi

El nacimiento del movimiento cultural en el Chaco, tuvo dos instituciones señeras: La Peña de los Bagres y El Ateneo del Chaco. El día viernes 10 de julio de 1936 se adjudicaron los premios en la Exposición de la Sociedad Rural del Chaco. Los cuadros de Alfredo Pértile fueron distinguidos. Con tal motivo, el doctor Alberto Torres los invitó a Julio Cesar  Vergottini  (autor de las placas de bronce del Mástil Mayor) y a Pértile a cenar en el “Chanta Cuatro”…

El ambiente resultó muy agradable para los tres, y a Vergottini se le ocurrió proponer seguir con las reuniones  todos los días jueves en el mismo lugar. La iniciativa fue aceptada. Para concretar la idea de Vergottini había que actuar y fue así que lo buscaron a Gaspar L. Benavento y a Juan de Dios Mena. Torres, por su parte, buscó a (Denier), y así fue que el día 16 de julio (día jueves) de 1936, por primera vez Torres, Vergottini, Benavento, Mena, Denier y Pértile cenaron  juntos en el “Chanta Cuatro” y ocurrió que en uno de esos jueves que se sucedieron con un paulatino aumento de comensales.

A Mena se le ocurrió decir que “somos unos bagres”, opinión aceptada científicamente por Denier y aplaudida por los demás presentes y desde entonces formamos “La Peña de los Bagres”.

De su seno nació el “Ateneo del Chaco” en 1938 que estuvo conceptuado como el primer movimiento cultural orgánico y de proyecciones nacionales que existió en el Chaco. Sus reuniones se hacían en un principio en el Salón Chantecler del Hotel Savoy y luego se instalaron en Santa María de Oro 170, lugar donde había sido sede el Club Social. Su primer presidente fue el doctor Alberto Torres y como secretario oficiaba Efraín Boglietti.

Con el nacimiento del Ateneo del Chaco, ocurrido el 30 de agosto de 1938, se recuerda el Día de la Cultura Chaqueña. La decisión de formar el ateneo fue del grupo integrado por Alberto Torres, Horacio Riveros Sosa, Efraín Boglietti, Gaspar Benavento y Juan de Dios Mena, entre otros. Al decir de Guido Miranda, la Generación del ´37 y continuadores de la mítica Peña de los Bagres.

No se admiten más comentarios